Beeld2
Public workers, during the construction of an overpass in the Pan American highway, in Chimaltenango, Guatemala. Photo: Maria Fleischmann / World Bank

Las contrataciones abiertas

Los gobiernos del mundo gastan un estimado de USD 9.5 billones anuales en contrataciones públicas. Esos contratos son esenciales para la entrega de bienes y servicios importantes para la ciudadanía: buena educación pública, atención sanitaria de calidad, carreteras seguras y agua potable. Sin embargo, los procesos de contratación son vulnerables y objeto de mala planificación, malos manejos, fraude y corrupción. Según la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, la corrupción y el fraude podrían afectar entre el 20-25 por ciento de los presupuestos para compras públicas. Esto es malgastar los impuestos que paga la ciudadanía.

La contratación abierta busca hacer accesibles los datos y documentos  involucrados a lo largo de todo el proceso de contratación, siguiendo los estándares para los datos de contratación abierta: desde la fase de planificación hasta el monitoreo y evaluación de la implementación, pasando por la licitación y la adjudicación del contrato. El acceso público a estos datos tiene múltiples beneficios.

Beneficios  de las contrataciones abiertas

Si los gobiernos abren sus datos y procesos de contratación, pueden ahorrar el dinero recaudado mediante impuestos, hacer mejor uso de los recursos nacionales, proveer mejores bienes y servicios a la ciudadanía, prevenir la corrupción y el fraude, generar mejor ambiente para las inversiones y estimular la innovación.

Compromiso ciudadano

Mientras ha habido un considerable estímulo a nivel internacional e inter estatal para apoyar a los gobiernos que participan en iniciativas de contratación abierta, el trabajo de las organizaciones de sociedad civil (OSC) a nivel local sigue sin ser reconocido y apoyado. Las OSC son, sin embargo, elemento clave para el cambio porque pueden actuar como infomediarias. Los infomediarios son actores que sintetizan y contextualizan datos e información compleja de manera tal que puedan ser comprendidos y utilizados por amplios segmentos de la sociedad.

Esta es la razón por la que Hivos y ARTÍCULO 19 lanzaron el programa de Datos para la Contratación Abierta, una iniciativa que apoya a las OSC -entre otros actores de los países foco- para desarrollar aquellas capacidades que les permitan conectarse con la agenda de contratación abierta y traducir los datos y documentos de las contrataciones en influencia basada en evidencias.